La limpieza de oficinas en Torredembarra es una tarea que se desarrolla día a día en todo tipo de ámbitos. En las industrias, domicilios, restaurantes y casi todos los lugares se hace necesaria una limpieza para mantener impolutas y en condiciones salubres las distintas estancias.

Por todo ello, si estás buscando empresas que se dediquen a la limpieza de oficinas en Torredembarra, en el presente post te acercamos de manera breve al origen de la fregona.

La fregona, entendida en la actualidad como un utensilio esencial en la limpieza de suelos, no ha existido tradicionalmente como tal. Así, hasta el siglo XX los suelos se limpiaban en nuestro país mediante el refriegue de un trapo húmedo en el suelo. Esto suponía que la persona encargada debía agacharse e hincar las rodillas para que la limpieza alcanzase un resultado óptimo. Así, todavía en algunas zonas de América Latina se conoce al hecho de limpiar el suelo con la palabra trapear, pues, con un trapo, la persona se agachaba y sacaba la suciedad del piso.

Sin embargo, la fregona entendida hoy día como un trapo enganchado a un palo que permite fregar el suelo de pie, sin necesidad de agacharse, surge a finales del siglo XIX. Este elemento —que normalmente venía acompañado de un cubo escurridor— permitía exprimir el agua para evitar mojar e impregnar de agua el suelo y se patentó por primera vez en 1893. En este mismo año, en Estados Unidos, se lleva a cabo el diseño de una fregona de manera muy similar a la que conocemos hoy día. Ya en el año 1956, se empiezan a fabricar y distribuir en España las primeras fregonas haciéndose a la imagen y semejanza de las primeras estadounidenses. Es aquí el origen de este tan usual y útil elemento dentro de nuestras fronteras.

En Limpiezas MNA somos expertos en limpieza. ¡Llámanos y ponte en nuestra manos!